Clear your mind

Clear your mind
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 1 de marzo de 2013

El que quiere, puede. El resto son excusas.

La negra verdad empuja para liberarse cuando la mentira comienza a opacarla. La infinita duda de si lo es o es solo lo que querés creer. Echamos un pulso con el destino y la tristeza apuesta por tu derrota. Tus dedos temblorosos van desistiendo y sentís como el placer de rendirse te va invadiendo ¿O no es más fácil?
Y sin embargo, al punto de la fragilidad vas viendo correr tus sueños y metas en dirección contraria, huyendo de vos, buscando un LUCHADOR. Pero vos sos un luchador ¿O no? Miras hacia dentro, muy profundo en tu interior, donde emanan las energías suficientes para volver el pulso de tu lado, y es duro, costoso, sentís como una lágrima cargada de recuerdos, de un pasado, resbala por tu cara. Entonces empezás a notar el cansancio, el dolor, crees que no vas a aguantar mucho más, pero un golpe en seco frena todo esto, la mano de tu contrincante choca contra la derrota. Ahí está, el dulce sabor al triunfo, la satisfacción de un buen resultado tras un duro trabajo, ahí estás vos, con esa sonrisita de satisfacción. Sabes que podrías conseguir todo lo que quisieras, eso solo está en vos.