Clear your mind

Clear your mind
Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 27 de enero de 2011

De ser estrella al estrellato.

Oh si! Yo era de esas estrellas que brillan por su talento. Cantaba como los ángeles, mi belleza detenía el tráfico,   yo no llevaba tacones, los tacones me llevaban a mi, mi cuerpo hacía que la ropa se viera diferente, perfecta, los directores de las películas se peleaban por que yo fuera la protagonista de sus historias, y los hombres me necesitaban más que al agua. Yo era sin duda, la estrella más brillante y perfecta que tenía Hollywood. 






Pero entonces entró en mi vida eso que yo no conocía, se llamaba amor. Me enamoré del mejor actor de los Ángeles. Un año después de romanticismo decidimos casarnos, y tres años después tuvimos una hijita. Era Helen, fuí mi desciendente en el cine, la más bella modelo, la mejor cantante. Realmente, era increíble lo bien que se veía arriba del escenario, el talento de su madre había heredado. 








Pero un día, con 16, atrevida ella, se fue a bailar con el permiso de su padre. La vimos que volvió al día siguiente por la noche. Había sufrido mucho, venía llorando y con la ropa destrozada, la habían violado, maltratado y le habían robado. Lo único positivo que veía en todo aquello era que seguí viva. Con este shock que le quedo, como tonta niña, y sin experiencia, para olvidarlo todo, alguien se aprovechó de su mal momento y se metió en las drogas y todos los problemas que traía eso. Esta historia no tuvo final feliz. Ella terminó en la cárcel, como muchas otras, pero después de todo, creo que el error fue mio, por dejarla ser así desde que nació, tener lo que quería. Aquel día que morí fue el que más lo lamenté, y no porque fuera mi final, porque era el final de mi ayuda para Helen. Desde allí no podría hacer nada. Solo le pedí a Dios que la cuidara.

sábado, 15 de enero de 2011

Si para ti soy un juego, entonces GAME OVER.


No voy a perdonarte,
ya no vengas a buscarme,
entonces será muy tarde.
Tarde para el amor.


Mucho tiempo jugué a tu juego,
durante mucho, perdí mi tiempo,
creí que eras mi amor,
solo era un traidor.


Y decidí
que ya no jugarás más conmigo,
que no seré una tonta contigo,
que han sido demasiadas lágrimas por ti.


Y decidí
que no me encerraré otro domingo
mientras otra está contigo,
ya hubo mucho dolor en mi.

Son tus juegos,
hazte cargo
debiste pensarlo
antes de dañarme.

Es tu culpa,
piérdete
vete muy lejos,
no te quiero ver.

jueves, 13 de enero de 2011

No quieras mentirme, ya no es tiempo, no quieras quererme, se te pasaron las oportunidades, no quieras que te perdone, porque ya no soy tuya, no soy de nadie, y no cometeré el mismo error de nuevo. Cada rosa tiene un espina, y yo me pinché muchas veces, curé mis heridas, pero no me lastimaré sabiendo que sangrará. 




Si amar duele, 
que me duela el corazón♥, 
pero esto que tú sientes, 
no se llama amor.

martes, 11 de enero de 2011

La vida puede ser un regalo o una maldición depende con que ojos la mires.

Mientras más corría más lento iba...Mientras más fuerza hacía, más me pesaba...Mientras más sonreía, más me dolía...Y así con todo, intentaba escapar de aquella pesadilla, de aquella situación, de aquel sufrimiento, y buscaba y buscaba la salida, y no encontraba más que horror y dolor, no era eso lo que quería...Ya no podía saber si era pesadilla o realidad, pero en verdad, ya eso no importaba, pues si era producto de mi imaginación, sabía que la realidad era bien similar...Aquel mountruo no era más que mis problemas, y me perseguía, no me dejaba ver la solución, aquello se iba transformando en oscuridad hasta el punto de no distinguir ni siquiera ojos abiertos de ojos cerrados...Era incómodo, terrorífico, deprimente, y quería salir. Horas más tarde abrí los ojos, estaba tirada en el suelo de aquel maldito cuarto, al fin había luz, pero esto era la realidad. Lo bueno de las pesadillas suele ser que no son realidad, que cuando despiertes pasaran, pero en esta ocasión, lo bueno era la pesadilla, aunque agobiante...Escuché pasos acercarse a la habitación, supuse que lo que caminaba hacia aquí era la muerte. Cuando se abrió la puerta me alzaron en brazos y me llevaron hasta un patio solitario. No tenía mucho que hacer, y a estas alturas no me importaba, no tenía familia, ni amigos, ni mascota, ni dinero, no tenía nada, y lo que buscaban aquellos descorazonados era alguien que pagara por mi, y si me liberaban, temían que pudiera hablar con la policía. En cierto sentido, hacían bien, pues era lo que haría.


Todo terminó con un sonido, duro y seco, con un sonido y una velocidad de tan pequeño objeto que atravesó mi piel para llegar a mi corazón. Mis ojos se cerraron, pero no vi nada antes de terminar.Había preferido recordar cuando desperté, recordar esa pesadilla, recordar mi corta e inútil vida, pero no quería recordar esa bala corriendo hacia mí, no quería recordar a la persona que acabó con todo aún sin conocerme...No tenía una buena historia de mi vida, así que menos que menos importaba mi final. Y tampoco tenía a nadie que la contara, simplemente, yo no encontré sentido a la vida, no encontré sentido a la muerte, y no le encontré sentido, a que las cosas tengan sentido. Así acabe, desafortunada, igual que fuí siempre, y no me importa, iré a otro lugar, o mejor aún, no iré a ninguna parte, porque todo se acabó para mi. Porque cada historia tiene su fin.

sábado, 8 de enero de 2011

jueves, 6 de enero de 2011

Casi Ángeles.

¿Qué es verdadero y qué es falso? ¿Lo que vemos a simple vista es verdadero? ¿Podemos confiar en lo que escuchamos? ¿En qué decidimos creer? ¿Es verdadero lo que se ve y falso lo que no se ve o al revés?
No todo es lo que parece ni todo lo que brilla es oro, eso también deberían saberlo. Mucho brillo hay acá y muy poco oro. Algunos se terminan creyendo las apariencias y así viven…aparentemente viven. Pero vivir de verdad es otra cosa, amar de verdad es otra cosa. Hay que saber mirar muy bien para ver de verdad a la gente, para ver su esencia, y no su apariencia.
A veces el que parece un santo es un demonio, y el que parece un demonio es un santo.

A veces lo que brilla de verdad es una baratija y el oro, el oro de verdad, no brilla. Las apariencias no logran engañar.
Dejense llevar por las apariencias ustedes, van a terminar más desorientados que chancho en departamento.
Lo esencial es invisible a los ojos, pero igual se ve. Hay que abrir los ojos para ver que la verdad no siempre es la apariencia.

Mis miedos y yo.

¿QUÉ TIENE EL MIEDO QUE ME FRENA? No sé, lo que si sé es que nuestros miedos nunca son mayores que nosotros.


Lo que la delgadez se llevo.

Se tambaleó un poco antes de seguir caminando, últimamentese mareaba mucho, muy de vez en cuando. Me preocupaba que a María, mi hija, le pudiera pasar algo. Cuando llegamos al conservatorio se despidió de mi y se fué. Su padre insistía en llevarla al médico, sin embargo, ella afrimaba que no le pasaba nada, que no era necesario.

Me fuí a mi trabajo preocupada, aunque no distinto de lo normal. Después de estar horas redactando para la revista, me fuí a comer algo. Se amontonaron recuerdos por mi cabeza, pasaban a vámara rápida, mareándome, uno tras otro, y me recordaban aquellos días en los que María se alegraba cada vez que la llevaba a comer a algún lugar, siempre pedía la hamburguesa más grande, y me reía con Carlos cuando le empezaba a caer el queso. Y cuando íbamos a los parques y plazas de la ciudad  siempre corría de un lado a otro. Pero entonces los recuerdos que pasaron por mi cabeza empezaron a oscurecerse, cuando nos mudamos a Madrid y ella empezó a estudiar en un conservatorio danza todo cambió. Siempre había hecho ballet, pero desde entonces se volvió más estricta, no comía tanto, siempre andaba haciendo dietas, se acomplejaba de ella...Sentía culpa cada vez que pensaba en eso....Quise quitarla de ballet, pero eso empeoraría las cosas,  quise llevarla a un psicólogo, y aunque todavía iba, no le servía, no quería admitir nada, y la quise llevar al médico, pero tampoco quiso....Sin embargo, hoy la iría a buscar a la salida, definitivamente no iba a dejar que mi hija se debilitara delante de mi y yo parada mirándola.

A la salida del conservatorio fuí, esperé 20 minutos y seguía sin salir, entré a la oficina para preguntar y la vi allí, sentada dentro hablando con una mujer, la directora. Cuando salió me miró con cara de sorpresa.
+¿Qué haces aquí?
-Te estaba esperando...¿Por qué no salías?
+Estaba hablando con la directora.
-¿Por algo en especial que yo pueda saber?
+Sí, claro...Voy a participar en una función, soy una de los protagonistas

Me observaba con cara feliz, aunque con tal delgadez y ojeras era difícil distinguir su expresión. Después de felicitarla le dije que la iba a llevar a un lugar, que me debía acompañar, aunque no mostró gran interés. Nada más llegar al médico se paró frente a la puerta con los brazos y expresión sería.

-María, ya sé que no te causa gran gracia venir al médico, que es en contra de tu voluntad, pero creoq ue en el estado en el que te encuentras es una razón para que vengas. Y si como tú dices no tuvieras ningún problemas, no te importaría venir ¿O me equivoco?

Resopló y siguió el camino.

+Vamos, o te vas a quedar ahí para mamá.

Llegamos a la consulta, después de analizarla nos mandaron a un hospital.

Los siguientes meses fueron imposibles, María tenía anorexia, la convivencia en casa se dificultó, estuvo internada algunos días, no pudo realizar aquella obra de la que me habló el día que fuía buscarla. Sufrimos mucho por su enfermedad y su estado. Muchas noches me dormí llorando, había sido una ignorante al dejarla crecer así, y era mi única hija, la quería demasiado. Un día amanecimos y ella ya no estaba, ya estaba en otro mundo, ya no tenía hija. Sufrí muchos durante años. Lloré demasiado, tenía tantos recuerdos, bonitos y feos. Siempre tuve la esperanza de que se recuperara, pero no fué así, la suerte me falló, y siempre va a estar en mi corazón.

miércoles, 5 de enero de 2011

Fui tu muñeca. Hoy ya no.

Yo fui tu muñeca,
todo esto era un juego,
un engaño que sufría,
yo creí que me querías.


Tu venías y decías
"Te amo tanto"
Yo iba y creía
me ama tanto.


Tú te divertías con mi inocencia,
te divertías con tu crueldad
yo me divertía cada día
hasta que supe la verdad.


Y ahora no me busques,
no me llames,
no me pienses,
no me ames.



Si es para ti
no tengo cobertura.
Si es por mi
olvido la locura.
              ¿TE DIJE ALGUNA VEZ QUE TE AMO? 
¿NO? 
         Mejor, porque no te amo.


Ojalá la vida fuera como el volley, gritas "MIO!" y todos se apartan.

A veces jugamos a querer ganar, y a veces ganamos y queremos jugar. A veces pretendemos tenerlo todo, queremos ganar y ganar. A todos alguna vez nos hubiera gustado poder decir "MIO", y así no más, todos te dejaran a ti, te dejaran pedir y recibieras. ¿Quien no vió a esa persona y dijo "me enamoré"? Y querer a alguien solo para ti. Querer alcanzar tu sueño sin que nadie se interponga en tu camino. En volley puedes decirlo y te escucharan, y en mundo puedes decirlo y perder igual.

MIL Y TÚ

Tengo mil cosas para contarte y no sé como empezar.
Tengo mil sentimientos para sentir, y no sé con cuál amar.
Tengo mil regalos para darte, y no sé cuál regalar.
Tengo mil besos para repartir, y no sé a quién dar.
Tengo mil canciones para dedicarte, y no sé cual cantar.
Tengo mil poemas para recitarte, y no sé cuál pronunciar.
Tengo mil amores, pero a ti TE QUIERO MÁS.


Mirar y ver. Ojos que no ven, corazón que no siente?

MIRAR no es lo mismo que ver.
VER no es lo mismo que mirar.

VER es percibir por los ojos los objetos mediante la acción de la luz.
MIRAR es revisar, registrar.


Cuando caminas por la calles, ves todo, ves todo aquello que está delante de ti, todo aquello que los ojos logran percibir, todas las personas que se te cruzan, todo lo que hay en el suelo, todos los lugares cercanos, todo tu camino.


Cuando caminas por la calle miras a aquellas personas que te llaman la atención por alguna razón, miras aquellos lugares especiales, aquellos objetos del suelo llamativos, miras lo que te importa, interesa, sorprende, todo aquello que te hace sentir algo en especial.


Cuando ves, ves con los ojos. Cuando miras, miras con el corazón y con la cabeza. 

Saber bailar.

Hanna, una chica de apenas 16 años comienza su primer curso en la academia de baile High Dance School. Su primer día empezó con una clase de baile de pareja, en la que tuvo que ponerse con otro chico que sobraba, bastante alto y rubio que se llamaba William.

La primera semana de clase fue la más dura, sus profesores le reñían mucho cada vez que se equivocaba, sus compañeras, el típico grupito de chicas engreídas que solo se divierten dejando a las demás por debajo de ellas, se reían de ella con cada fallo que cometía, el grupo de chicos populares, se quedaban mirándola cuando se cruzaba con ellos en los pasillos, la gente pasaba de ella, pero lo mejor de todo era saber que tenía a su amigo  William que iba con ella siempre.

Cuando ya hacía casi un mes que llevaba en la academia, los profesores anunciaron que habría unos castings en los que se elegirían a una chica y tres chicos para una película, William le contó que esos castings los hacían casi cada año, aunque nunca había sido para una película, casi siempre eran para videoclips con cantantes famosos. También le dijo que solían ganar Madison, esa chica tan popular que tenía a su grupito de chicas que la seguían, y de los chicos Mike y Brian, que eran dos amigos del grupito de los chicos populares que lo que bailaban principalmente, al igual que Hanna era hip-hop, y luego un chico llamado Lucas, que no era el mejor bailarín pero montaba unas coreografías que podían superar a muchos otros.

Días antes Hanna estaba sola en una de las aulas preparando su coreografía  para las pruebas cuando entró Madison.

_ ¿Qué haces?_ Le preguntó Madison.
_ Solo ensayo.
_ ¿Para qué?
_ Pues para las pruebas.
_ ¿Te vas a presentar?
_ ¿Tiene algo de malo?_Preguntó Hanna asombraba por el comportamiento tan estúpido de Madison.
_ No, pero si las posibilidades de que ganes son tan mínimas yo que tú me ahorraría el esfuerzo_ le dijo Madison, y se fue moviendo las caderas y tocándose el pelo.

Hanna se había quedado alucinada porque le había dicho cosas malas, pero asegurarle que iba a perder las pruebas no se lo esperaba ni de Madison. En realidad, Hanna confiaba en que las posibilidades fueran más altas de las que había nombrado su compañera.
Los días iban pasando lento y cada vez se respiraba más nerviosismo en la academia. Hanna hizo más amigos, ya no se sentaba sola con William en la cafetería, incluso se atrevió a hablar con aquellos chicos que la miraban en los pasillos, con los que se llevó mejor de ese grupo eran Brian y Mike, quienes le estuvieron enseñando nuevos pasos de hip-hop.
Llegó el día de los castings, había muchos alumnos en la sala de actuaciones, estaban en los asientos de adelante los cinco jurados, ninguno era profesor de la academia, así que no sabían nada de los alumnos y se lo jugaban todo a la única prueba. Fueron pasando bailarín tras bailarín, parecían bastante exigentes, solo habían visto completo el baile de una chica, pero con los demás habían esperado unos pocos segundos y habían dicho: “Siguiente”

_ Uf, ya me toca a mi_ dijo Mike y se dirigió al escenario, Mike era un chico de cabello  por el hombro, rubio y liso, era muy guapo y se llevaba bien con todo el mundo.

Su actuación, aunque poco duró,  fue casi perfecta, había bailado genial, pero no sorprendió a los alumnos, pues ya lo habían visto bailar así años anteriores.
Después de un pequeño descanso y varias actuaciones, le tocó a Madison, antes de subir al escenario se paseó por delante del grupo de Mike y Brian, cuando ya estuvo en el escenario hizo su actuación, y también fue muy buena, había elegido danza del vientre, era difícil, pero aún así sorprendió a muchos.
Fueron pasando los minutos y le tocó a Brian, que era moreno, no excesivamente alto y de rasgos muy finos. Al igual que Mike, tampoco sorprendió a pesar de que el baile era de los mejores y los jurados lo vieron hasta el final. Entonces se acercó William a Hanna y le dijo que Lucas se encontraba muy mal y no había venido. Después hizo su actuación William, era maravillosa, nunca lo había visto bailar así, ella sabía que el bailaba bien, pero no creyó que tanto. Cuando llegó el turno de Hanna no estaba nerviosa pero las piernas le temblaban. Hizo su baile, o al menos treinta segundos de él y las pruebas hubieron finalizado.
Todo el mundo se fue a la cafetería a esperar que los jurados dijesen los ganadores. Cuando ya iban a decir los resultados todos corrieron a la sala de actuaciones.

_ Los tres chicos seleccionados son: …Mike…Brian…y…William…

William no se lo podía creer, se había tapado la cara y quedado inmóvil, Hanna y muchos más corrieron a felicitarlo.

_ Y la chica seleccionada es: …Madison…

Madison sonrió a todos los que fueron con ella, no paraba de acomodarse el cabello y mandar besos. Hanna no se lo podía creer, había confiado tanto en ella misma que creía que iba a ganar, y no fue así, habían ganado sus tres amigos y Madison, y ella no había sido capaz, se sentía impotente frente a la realidad, confusa, triste, decepcionada y avergonzada, como si todos esperasen más de ella y ahora los fuera a defraudar.

El día que William se fue a marchar por unos meses para grabar la película le recordó que cuando llegó a la escuela se ganó la amistad y simpatía de muchas personas, que había superado todos los exámenes, que había tenido en cuenta a su grupo para todo, que había aprendido más y más, pero que tenía que aprender a perseguir lo sueños, no rendirse hasta alcanzarlos y esforzarse al máximo, y que cuando uno se cae se tiene que levantar sin importar como, cuanto tarde y quienes se rían.

_ ¡Ah! Antes de irme te tengo que decir algo que alguien me pidió. Brian está enamorado de ti.

Hanna se alegró mucho porque a pesar de que ella quería a Mike, Brian había sido muy bueno con ella, le había ayudado y nunca le había molestado. Quizás esta fuese una ocasión para empezar algo nuevo y olvidarse de los problemas.

INTRODUCCIÓN

Hola. Soy Julieta. A mi me gusta escribir historias, textos, frases, cuentos, etc. y hace poco pensé que sería una buena idea publicarlos en una blog, y aquí está. Aunque tengo algunos blogs más, son diferentes. Este blog tiene entradas diferentes, algunas son historias, otras pensamientos, otras simplemente partes de canciones, frases de películas que me llamaron la atención.

Gracias por regalarme unos segundos de tu vida, gracias por leer, gracias por simplemente estar aquí, dándole importancia a mi trabajo, a mi esfuerzo♥ Y si tienes un blog/página web no dudes en decirlo, yo gastaría mi tiempo en verlo sin problema ;)

1 beso.